hafl page ppruebas

Arquitectos argentinos

Arquitectos argentinos proyectan el nuevo Museu do Fado en Lisboa

Tras ganar un concurso internacional de anteproyectos para la construcción del nuevo Museo do Fado, en Lisboa, los arquitectos argentinos Ivo Iacouzzi y Juan Diego Fernández proyectaron un edificio de líneas contemporáneas que se sumará a un entorno caracterizado por construcciones que datan de la ocupación árabe.

En el marco de la remodelación del Alfama, el barrio más antiguo de Lisboa, Porgual, se levantará un moderno edificio que albergará las instalaciones del nuevo Museu do Fado (MUFA), en reemplazo del edificio original que data de 1850. Diseñado por los arquitectos argentinos Ivo Iacouzzi y Juan Diego Fernández, quienes fueron los ganadores del primer premio de un concurso internacional de anteproyectos, el futuro MOFA conformará un nuevo hito urbano en medio de antiguas construcciones que datan de la dominación árabe (fines del siglo dieciocho), compartiendo el entorno con edificios patrimoniales religiosos, como la Iglesia de San Vicente de Fora, el Castillo de San Jorge, la Feria Da Ladra y el Panteón Nacional. "Si bien proponemos un edificio de líneas contemporáneas -explican los autores-, nuestra intención es generar un ícono que acompañe al resto de los edificios, sin opacarlos ni buscando competencias, sino sumar una vivencia que enriquezca el deambular de tantos turistas".

A la hora de proyectar, Iacouzzi y Fernández partieron de dos premisas básicas: en el sentido de la pendiente del terreno, se buscó la mayor permeabilidad y visual posible. En el sentido transversal, la intención fue cerrar un lateral para conformar una fachada fuerte, privilegiando las visuales elevadas hacia el Campo Santa Clara. Además proyectamos rampas, escalinatas y gradas en los distintos niveles, de modo de mejorar la accesibilidad. Así, la resolución de un tema complejo se convierte en una virtud del proyecto.

En cuanto a la resolución formal del proyecto, se da mediante una serie de planos contiunos horizontales, con leves pendientes que se adaptan en corte a las condiciones del sitiio. "En uno de los ángulos -explican los autores-, a modo de ancla entre estos planos, se plantea un volumen cónico truncado. Espacialmente, el edificio se resuelve en tres volúmenes diferenciados y un espacio vacío". Uno de esos cuerpos aloja un auditorio de dos niveles, de forma y color llamativos que lo destaca del conjunto, con una textura exterior lograda con un enchapado ferromicáceo con placas de acero tipo corten. 

Un bloque central, permeable al exterior, tambien compuesto por dos niveles, aloja un amplio atrio que conduce al espacio de recepción, un hall lineal que acompaña el recorrido del edificio y dando acceso a las oficinas, talleres, aulas laboratorios, y áreas técnicas y de servicios. El nivel superior aloja el bar, el restaurante y las terrazas. Amplias visuales del Campo de Santa Clara ingresan a través de su fachada interior vidriada.

Un tercer bloque al frente compone la fachada principal del MUFA, desarrollando en su nivel superior un espacio para dos salas de exposiciones flexibles. Estos espacios se abren en su fachada interior a una terraza posterior, contemplando las visuales del entorno sobre el vacío del nivel inferior. "Su fachada exterior se manifiesta de manera maciza y ciega, con una trama organizada de pequeños traforos en hormigón y sostenida por columnas anidadas", explican los autores. El espacio vacío es generado por un graderío que acompaña las diferencias de los niveles del sitio, ofreciendo un preciso equilibrio entre permeablidad y contención. Un espacio cívico y público", concluyen los proyectistas.


 

Mostrar el Buscador de Propiedades Avanzado

Tierra Vasca Loteo Residencial

Monedas

Servicio temporalmente no disponible.